6 consejos que todo propietario debe seguir antes de alquilar su casa

Abr 18, 2018

Teniendo en cuenta la situación actual del mercado, una de las mejores opciones para sacar la máxima rentabilidad a una propiedad es dedicarla al alquiler. Sin embargo, son muchas las personas que renuncian a esta opción por el simple hecho de sentirse inseguros frente a impagos o destrozos por parte del inquilino. A continuación te ofrecemos algunos consejos para que puedas sacar tu piso al mercado del alquiler con toda seguridad y sin sobresaltos.

  1. Elegir inquilino a través de un cuidadoso proceso de selección El primer consejo para evitar sorpresas desagradables consiste en realizar un proceso de selección como si de una entrevista de trabajo se tratase. Durante esta entrevista, asegúrate de averiguar todos los aspectos esenciales y necesarios del candidato. Para estar seguros de aspectos tan básicos como la estabilidad financiera o la situación laboral, te recomendamos solicitar la nómina y el contrato laboral. Debido a lo delicada y personal que es esta información, lo ideal es contar con la mediación de una empresa o agencia.
  2. Contratar un seguro de impago o desperfectos En la actualidad son muchas las compañías que ofrecen pólizas de seguros con diferentes coberturas. Desde imperfectos en la vivienda, hasta impagos, pasando por gastos judiciales; existe un gran abanico de supuestos que nos puede llegar a cubrir el seguro. El precio por un seguro de este tipo varía dependiendo de las coberturas aunque suele rondar menos de los 200€ al año.
  3. Exigir un aval Mediante la exigencia de un aval nos aseguramos de que en el caso de impago, la persona o entidad que figure como aval se hará cargo de las deudas contraídas por el inquilino como si fuesen propias. Existen dos tipos de avales que podemos exigir: el personal y el bancario. El primero consiste en que una persona física será la encargada de hacerse cargo de los impagos. En el segundo caso, será una entidad bancaria la que responda en el caso de morosidad. Esta última opción es la que más seguridad jurídica y económica transmite pero sin embargo es la más difícil de conseguir ya que el banco sigue un proceso muy complejo y con muchos requisitos para conceder este tipo de aval.
  4. Incluir una cláusula de arbitraje en el contrato Mediante la inclusión de una cláusula de arbitraje nos aseguramos de que en el momento en el que surja cualquier desavenencia con el inquilino una tercera persona ajena al conflicto se encargará de resolverlo imparcialmente. Gracias a este anexo del contrato, podemos resolver conflictos sin tener que recurrir a la vía judicial y de una manera rápida y concisa.
  5. Pedir garantías más allá del aval Está estipulado por ley que es necesario un mes de fianza como mínimo a la hora de alquilar un piso, sin embargo no es inusual pedir garantías adicionales. Un ejemplo de garantía adicional puede ser el pago de dos o tres mensualidades por adelantado para poder cubrir desperfectos provocados por el inquilino o gastos extra derivados del arrendamiento.
  6. Acudir a un profesional del sector Nuestro último consejo es que te dejes asesorar por un equipo profesional. Ante cualquier tipo de duda que te surja, la mejor opción es acudir a un especialista que sea capaz de ayudarte y asesorarte. Acudiendo a un especialista te aseguras de conocer todas las implicaciones derivadas del contrato de arrendamiento y evitarás futuros problemas.

Quizás te pueda interesar
Como conocer el valor catastral de una casa
abr 18, 2018
Ver detalles
Trámites para llevar a cabo la venta de una casa
abr 18, 2018
Ver detalles
5 aspectos a tener en cuenta al comprar una casa
abr 18, 2018
Ver detalles